15 de junio de 2016

Sarah


... cuando decidí separarme de Sarah, tenía la certeza de que no habíamos nacido para estar juntos, nuestras diferencias eran tan abismales, que parecíamos de mundos diferentes, de especies diferentes, y creí poder encontrar la mujer soñada en otra parte... pero este asqueroso mundo, la vida y el tiempo, se encargaron de mostrarme, en cada tropiezo, en cada rincón donde intenté acomodar mi cama, que Sarah era la única mujer con la cual podía tener más coincidencias que con cualquier otra... fue entonces que sin desearlo empecé a extrañarla, en cada desatino de las otras, Sarah lucía como la más lúcida e inteligente, con sus ocurrencias, sus locuras, esas ideas que sólo ella podría imaginarlas, y que las demás, no lograban llegarle ni a los talones... aún así, decidí hacerle frente a mi destino, ya había escogido mi camino lejos de ella, y que retroceder es de cobardes, me dije, asumí la culpa de haber perdido la oportunidad de ser feliz, por estar imaginando tontamente, que el destino me guardaba algo mejor en alguna parte... pero el mundo, que es un maldito bueno para nada, nos puso otra vez en el mismo camino para que tropezáramos, y el estar allí, mirándole los ojos a escasos centimetros de su boca, que me di cuenta que toda esa perfección realmente no existía, que mi mente lo había inventado, que había vivido veinte años dentro de un sueño extraño que no encajaba con la realidad... y que la Sarah, de la que me enamoré una vez, cuando apenas era un niño, ya no existía... sólo quedaba la Sarah que terminé odiando, y la que convirtió mi vida en una horrenda pesadilla... aquella noche fue, lastimosamente, un reencuentro y una despedida...


Luis de BurgEl Demonio de la Cámara Oscura


13 comentarios:

  1. la realidad pesa como una losa
    ahí están nuevos sueños para levantarla
    prefiero un moratón en el alma
    que un .. y si?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y justamente para eso existe la realidad, para golpearte contra ella, cada vez que haga falta... darte de bruces con toda el alma, para que no vuelvas a soñar... creo que de eso se trata... la única forma de matar los sueños, es estrellándolos con la cruda y sucia realidad... yo también preferiría un moretón en el alma, pero los moretones no vienen gratis, luego de varios "y si?" y de haberte estrellado, la experiencia te dirá, que mejor nos quedamos con las ganas, que estar intentando cosas que no tienen cabeza ni patas... gracias por volver... besos

      Eliminar
  2. Tan bello Luis!!!
    que puede ser casi
    prohibido ...
    ------
    Nos pasa a todos
    queremos ser reflejados en el otro
    queremos que nos hablen como nosotros pensamos
    y como nosotros queremos
    Sin darnos cuenta que la pasión es
    Mas
    que eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si... la pasión es mucho más que eso... es locura... y sin locura, el amor y la pasión no son nada... más que ejemplos de sentimientos que lo encuentras pegado en cualquier libro insignificante de literatura... ganas, hay que tener muchas ganas, más de las necesarias, para poder liberarte de las cadenas que te atan a la sobriedad... si estás calmado, parco, tranquilo, sumiso, simplemente dejándote llevar por la inercia, no es amor, tampoco pasión... y tienes razón, no nos pasa a todos, no a todos... gracias por la visita...

      Eliminar
  3. A veces los abismos son hilos que sostienen nuestros anhelos y sueños , e invitan a lanzarse para que sepamos que los tenemos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. wow... precisas tus palabras... acabas de resumir todo mi texto en tres líneas... estoy impresionado... en verdad sabes de lo que he tratado de explicar con mi historia... me has descifrado por completo, y no salgo de mi sorpresa... me has encantado... me has dejado sin saber que decir.. me queda sólo darte la razón, que nuestros sueños y anhelos, son mas que abismos, abismos que nos invitan a saltar, y sin paracaídas, hasta estrellarnos con la cruda realidad... justamente para eso están... me encanta tu manera de pensar, y de comentar... eres bienvenida...

      Eliminar
  4. Nada como idealizar a alguien cuando se le tiene lejos y "desdeñar" lo que tenemos cerca, pero eso sí, la verdad es una, con matices claro está y cuando algo es finito, ya podemos idealizar, elucubrar, volver, marchar y retornar de nuevo, está acabado y en el fondo ya lo sabíamos.
    Así que lo mejor es desear buen viaje y seguir el nuestro por senderos aun por descubrir.
    Genial.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... me encanta... es como leerme a mí mismo... es justamente lo que pienso... así, sin más, exacto, sin nada más que agregar... perfecto... tus palabras llegan a mi interior como si yo lo hubiera hecho... me enamoran, me encantan, me ilusionan... es como hablar con un espejo negro, donde no ves tu rostro, pero sabes que esa silueta, eres tú, o el demonio que llevamos dentro... ahora te toca no hacerme mucho caso, son mis delirios de una tarde en sombras... un beso inmenso para ti...

      Eliminar
    2. He de decirte que los delirios me encantan y si además son producidos por una tarde en sombras ya me tienes ganada para siempre y que carajo, con las cosas tan hermosas que has dicho me niego a no hacerte caso,jajajajaj.
      Otro beso inmenso para ti

      Eliminar
  5. El peligro de volver a ese lugar donde un día fuimos felices, que se ha ido alimentando en la distancia de nuestros sueños y deseos... nos quedamos a la vez sin Paraiso y sin esperanza. Y zas, con el corazón roto en un instante.
    Lo sabemos, lo intuimos, pero nos arriesgamos. El deseo de felicidad y el dejar de sentirnos solos nos hace temerarios... e idiotas a veces.

    Muy bello tu relato, Luis.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... más idiotas que temerarios, eso sí... como dijo Athenea... los sueños y deseos son abismos... y lo sabemos, lo intuimos, pero aún así, nos arrojamos a él, como aves sin alas, directamente y contra el piso... sin miedo a nada, ni a perder, la poca decencia que tenemos, sin una pizca de orgullo, sin una gota de amor propio... y es justo, lo que dices, el deseo de felicidad, el dejar de sentirnos solos, nos convierte en idiotas... sabias palabras Tesa... me agrada que hayas vuelto, esta es tu casa, un poco endemoniada, pero considérala tuya... gracias...

      Eliminar
  6. Vaya un retraso que tengo en tu blog, no sabía que habías publicado tantas entradas, me he despistado un poco mucho, Luis, pero aquí estoy para ponerme al día, hoy no me voy de aquí hasta que no me lea todas tus entradas, y te agradezco los comentarios que has dejado en mi blog, en breve los responderé.

    La vida se encarga de poner las cosas en su lugar, y cuando creemos que lo que tenemos es lo mejor que tenemos y que es para siempre luego te das cuenta que no es así porque también la mente suele ser superlativa, que inventa más que lo que la realidad parece ser, amigo Luis.

    Me ha gustado mucho tu texto.

    Un beso de lo más grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... creo que últimamente, he estado muy inspirado... pero normal, no te preocupes, no estás obligada a visitarme... yo te visito, porque eres fantástica en lo que haces, tus escritos son en verdad fascinantes, tan llenos de morbo y sexualidad, que aveces me dejas pasmado, imaginando todo lo que escribes... incluso eres capaz de producirme una erección, aunque en mi cabeza sólo exista una, una mujer que puede llenar todo lo que publiques en tu blog, porque ella es única, intensamente única, y no hay nadie que se le compare, aunque ella crea que no... entonces apenas empiezo a leerte, ella viene a mi imaginación, y ya no hay espacio para nadie... mi angel del infierno, la sigo extrañando...

      ... sobre mi texto, no es ninguna especie de nuevo aprendizaje... es simplemente el orden único de las cosas, del acontecer sentimental de un humano... cuando decide irse a buscar el amor en otro lugar, siempre habrá algo que lo jale, lo ate, al lugar de donde escapó... y lo quise expresar como una especie de carta, confesión, o anécdota... que es como una especie de inercia, una locura singular que idealiza a la persona que no está, lavando sus errores, y hasta culpándonos por ellos, dejándolos libres de cualquier estupidez... y no sólo lo hacemos con el exs, también con las personas que fallecen... su ausencia hace que olvidemos sus errores, y los motivos por el cual, nos encontramos lejos... un beso gigante para ti...

      Eliminar