14 de julio de 2017

En ese cuartucho


... quién hubiese imaginado que esa mañana, en que despertamos juntos, mi alma quedaría atrapada en aquella ventana, donde casi no dijimos mucho... el sol del invierno iluminando la cama, y nuestros secretos en ese cuartucho, la tristeza como siempre ahogando las ganas, y aquel cruel silencio mutuo... nunca pude decirte cuanto te amaba, que transformabas todo mi mundo, hoy camino como si no me faltara nada, aunque en realidad sólo soy un loco desnudo... te sigo esperando bajo aquella ventana, con la voz en mi garganta hecha un nudo, deseando que de mí alguna vez te acordaras, y vuelva a ser el mismo hombre suertudo...


Luis de BurgEl Demonio de la Cámara Oscura


6 comentarios:

  1. Volviste para engalanar mi vida con tus palabras....
    con el ronroneo de tus letras
    y la ausencia de tu magia....
    volviste
    creando la nota musical
    perfecta
    entra la piel y el instinto de tus palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohhhh... gracias, que tal recibimiento, me encanta, no lo había imaginado así, con verso y todo, me has hecho sentir más que bievenido, en casa, por así decirlo... me alegra mucho estar aquí de regreso en mi cámara, donde tantas letras yacen muertas y gastadas, inertes, vacías, sepultadas, letras fantasmas que aún deambulan en cada rincón, esperando ser oídas, rescatadas... así logro sentir este hueco sombrío al cual auto domino infierno, el lugar donde guardé miles de gritos lastimeros, maldiciones que hoy, casi no tienen sentido... quizás sólo sea un remedo, de lo que antes he sido, pero al menos, cada vez que vuelvo, intento ser el mismo... un besote para ti, gracias por estar aquí...

      Eliminar
  2. Tal vez haya sido el ambiente, algunos lugares se vuelven opresivos para las emociones.
    O tal vez sólo haya sido el silencio prolongado, la omisión de lo que hubiera sido vital decir.
    Pero viendo la ilustración me inclino a pensar que el ambiente tuvo algo que ver en ese silencio.

    Saludos y que bueno que volviste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... el amor puede germinar en cualquier cloaca amigo, en cualquier basural, en cualquier podredumbre lugar, la escases, no limita lo que un cuerpo pueda sentir, lo que una mente pueda desear, lo que un alma pueda crear, la ausencia de algún bien material, no limita la pasión, ni el deseo, no limita la emoción ni los sentimientos, sino, qué sería de los pobres, o sin ir muy lejos de los mochileros, que sin importar en que trinchera logren pasar la noche, son felices mientras estén juntos, sin importar si no hubiese cena por las noches... el amor es capaz de nacer en cualquier hueco, en el cielo, como también en el infierno, en la paz o en la guerra, prácticamente en donde sea, suficiente con que existan dos, el resto lo va forjando el tiempo, y el amor, va tapando los huecos... en ese lugar hubo amor, lo que faltó fue, simplemente, ser un poco más sinceros, las mentiras nos van torciendo, hasta llegar el punto, de dudar todo lo que antes se juraba que era cierto, si quizás, hubiesen desnudado su alma, en vez de guardar silencio, quizás hoy, no habrían mañanas con ausencias de besos y te quieros... gracias por leerme...

      Eliminar
  3. Con palabras dolientes por un amor perdido y recordado reingresas a este mundo virtual en donde se te extrañaba... bienvenido!
    Un abrazo y gracias por pasarte por mi blog apenas retornado.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... gracias Neo, se me cruzó por la mente no encontrarte, que estuvieras ausente en este mundo, qué se yo, miles de motivos nos alejan sin querer de lo que más nos gusta, y hubiera sido una pena... menos mal que sigues aquí, sin perder el hilo de tus letras, con la misma inspiración, y eso realmente me alegra, es, como le dije a Demiurgo, retroceder en el tiempo, y encontrar a todos mis amigos de nuevo... y no fue a drede, poner un texto con palabras dolientes por un amor perdido, creo que el hecho de regresar, hace que la nostalgia me arrastre por estos senderos que ya son más que conocidos, trayendo a mi memoria, viejos amores rotos y descosidos, aunque ya hayan pasado más de un siglo... pero creo que ew un buen inicio, he empezado con buen pie sin desearlo, como anotando que el demonio sigue vigente, que no ha cambiado ni madurado, que sigue siendo el mismo, y eso, es un alivio, al menos para mí, que aveces siento que ya no está conmigo.. gracias por estar aquí

      Eliminar